Literatura

Virginia Woolf, Gazier/ Ciccolini

La editorial Impedimenta se estrena con el cómic con este título: Virginia Woolf , una biografía visual de la autora inglesa, desde su más tierna infancia hasta su suicidio.

Pudiera parecer que plantear la cuestión a través de imágenes es cuestión sencilla, pero nada más lejos de la realidad. Probablemente los aspectos destacados de la fisonomía de Virginia, así como la de su familia, sea algo sencillo: en una sola viñeta sabemos cómo era una persona, esos rasgos definitorios que en una novela alcanzaríamos tras una larga descripción. Sin embargo, plasmar cada uno de los sentimientos e inquietudes que le acompañaron a lo largo de su vida es cuestión bien distinta. ¿Cómo dibujar un sentimiento? ¿Cómo plasmar la zozobra, la soledad?

Pues bien, para ello los colores son la clave. En detrimento del exceso de bocadillos, las páginas se llenan de paisajes y de escalas cromáticas que designan el momento vital de la autora. Basta con solo echarle una ojeada: si los primeros años están llenos de colores vivos y radiantes, de sol y de felicidad, posteriormente vemos una profusión de los colores ocres, para finalizar con los grises, esas nebulosas que nos acercan al final de una vida trágica.

Virginia Woolf fue una artista empedernida, obsesionada en seguir escribiendo, en publicar, en expresar sus sentimientos a través de las palabras. Pero fue también una persona frágil y enferma, triste y sola. Marcada desde muy joven por la muerte de sus seres queridos, veía su vida como una carrera de obstáculos en la que su vía de escape era la escritura. Todo esto y mucho más lo podemos encontrar en “Virginia Woolf”, la delicadeza, la tristeza y la duda, pero al mismo tiempo la pasión por la literatura y la amistad.

Virginia Woolf es un verdadero canto a la vida. Pero además, una forma de acercarnos a una autora para muchos (como para mí) desconocida, y para conocer al escritor que está al otro lado, la relación entre su vida y su obra. Un cómic muy recomendable que se termina antes de que nos demos cuenta.

FICHA:

 

Te gustará si te gustó
Pros
  • Adentrarse en la vida de la autora.
  • El uso del color en el cómic.
Contras
  • Para lo corto que es, se hace demasiado caro.

 

Namaste.

Autor, Literatura, Satrapi

Persépolis, Marjane Satrapi

Animada por los grandes halagos a este cómic, decidí que sería mi autoregalo cumpleañero de 2013.

La compra la hice en Elektra cómic, una tienda que encontré por casualidad y que me vino como anillo al dedo. Además de cómics tienen muchísimos otros productos que seguro que me sacan del apuro cuando no sepa qué regalar. No, no me pagan comisión, ni nada por estilo. Esto viene a que fue, precisamente allí cuando me enteré de que con los cómics también se hacen versiones de bolsillo, algo que desconocía. Aprovechando la nueva información, opté por ésa, ya que como siempre, aunque es más pequeña sale 10 euros más barata. Hojeando el libro, me di cuenta de que en este caso, al ser viñetas sencillas y en blanco y negro, no importaba demasiado el tamaño del libro en cuestión (otra cosa sería con un cómic como Asterios Polyp).

Persépolis es el cómic autobiográfico de Marjane Satrapi, que comienza con la sencilla vida de una niña iraní, pero donde alterna los sucesos políticos e históricos que marcaron el cambio de un país. Es una historia escrita para occidentales que ignoran la historia de Irán y de Persia, como es mi caso. Sin embargo, no lo hace con detalles farragosos ni con un exceso de fechas, sino con la incidencia de cada uno de los cambios en el día a día de Marjane y de su familia, avanzada y muy occidentalizada. Desde el tamaño del velo hasta la educación, pasando por los problemas políticos de tíos y familiares.

Persépolis es una historia dura, triste y verídica. Una historia de guerras y luchas por el poder, de fundamentalismos religiosos y de exilios. Satrapi es capaz de coordinar ambos temas para conseguir conectar directamente con el lector: aunque el país sea extraño para nosotros, los deseos de una niña de 13 años (como comprar un vinilo o unos pantalones vaqueros) le da ese punto de cotidianidad que nos ayuda a conocer más a fondo el asunto.

La autora no necesita grandes rasgos, ni colores, ni técnicas novedosas sobre las viñetas para enseñarnos su pasado. Simplemente lo hace de forma natural, explicando cada uno de los acontecimientos que cambiaron su vida. Y es, precisamente esa naturalidad la que espanta, la que alborota por dentro. No hay argumentos, ni raciocinio. Tan sólo se nos explica qué pasó, de una forma tan realista, tan clara, que aporta aún más tristeza. El dolor, la incomprensión, la soledad y la tristeza son sentimientos que se pueden explicar con muchas palabras, pero también con trazos simples, con bocadillos sencillos.

Eso es Persépolis.

FICHA:

Te gustará si te gustó
Pros
  • Lo compleja que es la historia a pesar de lo sencillas que son las viñetas.
  • Me ha gustado esto de la edición de bolsillo.
Contras
  • La triste realidad.

Namaste.

Autor, Literatura, Spiegelman

Metamaus, Art Spiegelman

Metamaus es uno de esos libros que le entran directamente a los ojos a todos aquéllos que leyeron Maus. Un libro que, partiendo de la base de cómo se realiza una novela gráfica, nos descubre los entresijos de la creación, cómo surge la idea y cómo se acaba materializando en lo que actualmente es.

Pero, ¿en qué consiste? Pues en resumidas cuentas es un conjunto de bocetos, entrevistas y otros datos de interés con los que Art Spiegelman nos explica el proceso de creación. Desde el momento inicial en el que se plantea por qué es judío hasta la muerte de su madre o como consigue canalizar sus ideas en un planteamiento tan extraño como la representación de los judíos como ratones.

Además, en la edición se incluye un DVD en el que se ofrece información adicional de muchos de los puntos que se mencionan en el libro en sí.

Con ambos soportes, lo que se intenta es llegar a conocer el por qué, el por qué de tratar un tema tan complejo como el Holocausto, el por qué de un cómic o el por qué de la caracterización como animales. Para ello nos tenemos que retrotraer a los inicios como dibujante del autor, pasando por los momentos previos en los que decide plantear la historia de su padre. Pero además de ser él directamente el que nos conteste se incluyen también entrevistas con su mujer e hijos, esbozos y fotografías, comparativas de viñetas y explicaciones sobre, por ejemplo, las distribuciones de los dibujos.

Como ya comenté en Watchmen, cuando al final se incluye una explicación del proceso de creación de un cómic, lo que a priori podría parecer sencillo se convierte en todo un arte. El problema principal ante el que se encontraba Spiegelman era cómo presentar toda la información que le ofrecía su padre. Si bien podría haber recurrido a la siempre sencilla y recurrente organización cronológica, el autor complicó más el asunto incluyéndose a sí mismo para plantearnos la relación intergeneracional con un padre complejo. Este punto da, de un lado, mayor complejidad a la historia, y además, mayor realismo. En lugar de presentarnos a Vladek como un héroe, un superviviente innato lleno de características positivas (honestidad, bravura, valentía e inteligencia), lo presenta como lo que es; un superviviente que hizo lo que pudo para salir vivo de aquélla situación, y una persona de trato complejo, con prejuicios y temores, con traumas y miedos. Hay que ser valiente, si lo vemos desde el punto de vista de Art, exponerse a sí mismo a que lo critiquen como un hijo injusto e impío, cuando lo que es, simplemente es un hijo con una relación compleja con su padre.

Metamaus necesita necesariamente que tengamos Maus a mano. Es cierto que cuando menciona páginas o viñetas los suelen incluir al lado, pero en muchas ocasiones hay que esperar varias páginas para que aparezca, así que os recomiendo que tengáis los dos cerca por si os animáis a leerlo.

Me ha parecido un libro interesante para comprender algo más el universo Maus, por ejemplo: llegado un punto Vladek describe a Art cómo pasaban los judíos delante de los oficiales. Art le pregunta por la famosa banda de música que todos los supervivientes mencionan, pero de la cual Vladek jura y perjura de su inexistencia.

Con estas viñetas Art quiere dejar claras dos cosas: una, lo que recuerda su padre, que es precisamente sobre lo que se basa Maus. Dos, que se sabe que sí que existía una orquesta, por lo que ese engaño de Vladek bien podría haberse confundido en otros detalles de su relato. Lo consigue, como podéis ver, de una forma muy sencilla: repitiendo la viñeta pero como los instrumentos musicales tapados en la segunda de ellas. De este modo, Art manifiesta de su existencia, documentada en muchos otros testimonios, pero no se aleja de la historia de su padre.

Sin ir más lejos, este aspecto fue uno de los que se me pasó cuando leí Maus, y a medida que el lector sigue avanzado en la lectura de Metamaus se da cuenta de que muchos aspectos que podría pensar casuales son meditados y bien pensados.

Ahora bien, le encuentro unas cuantas pegas a Metamaus: de un lado, se da por hecho que el lector acaba de terminar Maus, es decir, apenas hay introducción, va directamente a los detalles, y para la mayoría, que hemos leído el cómic hace ya tiempo, supone una traba. A mí, personalmente, al inicio me ha costado conectar con el libro, me sentía como si acabara de ser arrojada a un universo desconocido. Esto se agrava cuando se cuentan aspectos de la vida de Art que el lector no conoce, o bien que se mencionan transversalmente en Maus pero que uno puede olvidar con facilidad.

En cuanto al DVD y su supuesto contenido adicional, en fin, me ha parecido una mera maniobra publicitaria, para que el que quiere comprar el libro (a un precio como imaginaréis nada barato) piense que no solamente obtiene un libro, sino que viene acompañado de un exhaustivo contenido audiovisual, que, desde mi punto de vista, no se corresponde con la realidad. Intenté verlo en mi DVD pero no hubo forma, no se reproducía por el formato o quién sabe qué cosa. Al final lo vi desde mi ordenador y me di cuenta de que muchas de las cosas que se incluyen están ya repetidas en el libro. Las pocas inéditas no son lo suficientemente cuantiosas como para suponer un incremento significativo del valor del producto.

En definitiva, me ha gustado el libro, pero menos de lo que esperaba. No me ha gustado tampoco la inclusión de las entrevistas con los familiares de Art de forma aleatoria, o suplementaria, es decir, como las partes de un periódico, que de repente se acaba la columna que están leyendo y tienes que saltar 30 páginas porque han incluido algo que no tiene nada que ver y que, precisamente interrumpe la lectura.

Yo os recomendaría que no lo comprarais, que lo toméis prestado de la biblioteca o que os lo preste un amigo. No me arrepiento de haberlo comprado pero sí que me doy cuenta de que es un libro por y para los incondicionales de Maus. Y yo soy de esas. 🙂

FICHA:

Te gustará si te gustó
  • Maus, Art Spiegelman.
Pros
  • Conocer cómo se realiza un cómic.
  • Responde a muchas de las preguntas que nos hemos planteado, como ¿por qué judíos?
Contras
  • El DVD aporta poca información adicional.
  • El precio es algo elevado.

Namaste.

Autor, Literatura, Moore

Watchmen, Alan Moore y Dave Gibbons

Había una vez una lectora sentada en su sofá, que, cansada del libro que tenía entre las manos, decidió hacer zapping en su televisor. Al llegar a un canal de cine se encontró con una extraña película, de título “Watchmen”, sobre unos superhéroes un tanto peculiares. Al terminar la película, a la lectora le supo a poco y en ese momento fue cuando se dijo “tengo que leer el cómic”.

El germen fue la película. Las ganas que me quedaron por saber más, por conocer más en profundidad a todos esos personajes que apenas se esbozaban en la película. La oportunidad me la ofreció después Priceminister, una web en la que se puede comprar de todo, y por supuesto libros. Me dieron barra libre para escoger un libro, y sin dudarlo, elegí este. Tenía mis dudas de si cogerlo de segunda mano o de primera, pero al final me decanté por esta segunda opción. Y así de fácil: eliges producto, comprador y en poco tiempo te llega a casa.

Ya con el cómic en la mano me impresionó su tamaño. Su color. La viveza de su rojo. Del amarillo. Lo cuidado de sus páginas. En fin, mi predisposición, como podéis comprobar, era máxima.

A pesar de que conocía la historia, no me aburrí, más bien al contrario: me di cuenta de lo pobre que se queda la película para un argumento tan complejo, por las sensaciones que trata de cada uno de los personajes. Y he aquí el punto culminante: los personajes.

Watchmen, como os adelanté más arriba, habla de superhéroes. De aquéllos típicos-tópicos seres con mallas que se dedican a salvar el mundo mientras conservan su identidad en el anonimato. Hasta ahí nada nuevo. Lo peculiar, lo brillante, viene después. Son personas cansadas de la realidad en la que viven, desesperadas por su frustración, infelices, descontentas. Algunas añoran un pasado que piensan mejor, otras se lamentan del poco futuro que tienen. Son frágiles o impersonales, son muy humanos o de otros mundos. Son los marginados, los raros, y a la vez los que ponen algo de cordura en su mundo.

A través de cada viñeta, cada capítulo, Alan Moore y Dave Gibbons nos acercan a unos personajes complejos, enzarzados en una trama apocalíptica. Pero aquí lo de menos es el desenlace, lo de menos es el villano contra el que tienen que luchar.

Moore y Gibbons atrapan. Y lo hacen con sus dibujos, sus perspectivas y con sus diálogos. Porque el que a día de hoy siga pensando que un cómic es algo simple, para niños, que se lo quite de la cabeza. Primero que vaya a leer Maus y luego que compre Watchmen.

Me ha impactado sobremanera, lo listo que es este Moore. Además, para demostrar su brillantez, se incluye al final del libro un ejemplo de cómo es el complicado proceso de creación de una obra como ésta. La minuciosa imagen que tiene ya en la cabeza Moore de cómo ha de ser cada una de sus viñetas. En ese punto, el lector echa la vista atrás y vuelve a observar la viñeta de la que habla Moore. Y entonces exclama “este tío es un genio”.

Esta opinión se queda corta, parece un escaso reflejo de lo que me ha transmitido el cómic: desasosiego, incomodidad, pesimismo y conmiseración. Uno se pone en sus zapatos enseguida. Es inevitable.

Es un libro que recomendaré hasta quedarme sin voz, prestaré, volveré a prestar e insistiré lo indecible para que todos los que estén en un radio de 5 kilómetros a mi alrededor lo lean.

Así que voy a terminar de escribir y os dejo una cita extraída del libro, que habla por sí sola.

Vivimos nuestras vidas, puesto que no tenemos nada mejor que hacer. Más adelante ya les buscaremos un sentido.

FICHA:

Te gustará si te gustan
  • Los superhéroes.
  • Los personajes complejos y la intriga.
Pros
  • Las viñetas, los personajes, la historia.
Contras
  • La edición es un poco cara. Pero es normal, teniendo en cuenta el volumen, calidad y color de sus páginas.

 

 

 

 

Namaste.

IMM, Literatura

IMM (17)

Regreso tras un parón para mostraros algunas de mis últimas adquisiciones.

 Libros de Kundera y de Vázquez Montalbán

  • La broma, de Milan Kundera. El último libro del autor, que me tocó en un sorteo organizado por Karostra (¡el primer sorteo que gano!) y que, además, hemos empezado a leer conjuntamente en el Café Literario. ¿Os apetece apuntaros? Estamos en facebook y en twitter, en #LecturaKundera.
  • Asesinato en el comité central, Manuel Vázquez Montalbán. Préstamo de Pedro. Lo cierto es que a pesar de ser un autor muy conocido será mi primer acercamiento a este escritor. ¿Lo habéis leído? ¿Qué os parece este autor?

En el apartado de cómics tenemos los siguientes:

Cómics de Moore y Moebius

  • El garaje hermético, Balada por un ataúd y El hombre que valía 500.000$. Todos de Moebius. Al comentar la noticia su muerte, no pude sino admitir que ni siquiera le conocía. Pedro me los ha prestado. ¡Gracias!
  • Watchmen, de Alan Moore y Dave Gibbons. La penúltima adquisición de novela gráfica (ya os contaré cuál es la última) estuvo motivada por la película que emitieron por televisión. Me gustó el asunto y me entró la curiosidad de saber cómo era el cómic. De la mano de Priceminister me vino este libro, no sin algo de incertidumbre en cuanto al retraso del paquete. Todo se solucionó y por fin estoy metida de lleno entre sus páginas. Ya os contaré qué me parece.

Y vosotros, ¿habéis leído alguno de ellos? ¿Qué os parecieron?

Ahora sí, me despido deseándoos felices lecturas. Llegó el tiempo de disfrutar del último Kundera. 🙂

Namaste.

Autor, Literatura, Lutes, Novela gráfica

Berlín, ciudad de piedras. Jason Lutes.

Esta novela gráfica corresponde a la primera parte de una trilogía que se ambienta en la época de transición entre las dos Guerras Mundiales.

De corte intimista, Berlín no pretende contarnos grandes historias heroicas o tramas apasionantes a las que estamos acostumbrados en narraciones que se centran en las guerras, sino que se fija en lo pequeño.

Su personajes son corrientes muestras de la población alemana de la época: un burgués, un judío, un pobre… y como tal se ve reflejado en su singularidad, reflejando los miedos y expectativas.

Lo que consigue Lutes es contar cómo se vivía en esta época obviando lo que se cuenta en los libros de historia. Es decir, cuenta sobre el comunismo desde el punto de vista del ciudadano, la desconfianza de los acontecimientos que se van dando lugar desde la visión de la persona de a pie, sin analizar tendencias, teorías ni ideas.

Utilizando únicamente el blanco y negro y con el simple trazo de su lápiz, nos muestra una historia de sensaciones, de gestos, de emociones.

Juntando todo lo anterior, consigue que el lector tenga la sensación de cercanía para con los personajes. Si en otras novelas se da la imagen de que los que vivieron en esa compleja época eran héroes o villanos, aquí estamos ante la visión opuesta.

En definitiva, es una novela que me ha gustado. Deja un sabor de boca de tristeza por cómo encara los acontecimientos, pero es inevitable teniendo en cuenta los temas que trata. Otro ejemplo de la gran calidad de las novelas gráficas, y de lo bien que sirven para alternar con otros libros o bien en épocas en las que disponemos de poco tiempo.

FICHA:

Te gustará si te gustó
  • Dios en persona, Mathieu.
  • Esta vez me ha sido difícil elegir algo similar. Aunque la época es cercana a Maus no me ha gustado tanto como para compararlas.
Pros
  • La sencillez y emotividad de los trazos del dibujante.
  • Los personajes que crea.
Contras
  • La tristeza que destila.

Namaste.

IMM, Literatura

IMM (12)

Os traigo ahora las últimas adquisiciones y préstamos, que se han ido acumulando según iban pasando las semanas. Son los siguientes:

Adquisiciones recientes
Adquisiciones recientes
  • Berlin, de Jason Lutes. Una novela gráfica que se divide en dos partes. Dicen que es bueno. Dicen que es muy bueno. Yo de momento no digo nada, pero teniendo en cuenta que se encuadra en la época de la Segunda Guerra Mundial, muy malo tiene que ser para que lo ponga a parir…

     

  • La lluvia antes de caer, de Jonathan Coe. Una novela de la que había oído hablar en el Blog de Isi, y que Pedro me prestó así por casualidad. Ya os contaré. 🙂
  • Goethe y Schiller. Historia de una amistad, de Rudiger Safranski, cortesía de Tusquets. Me llamaba mucho el libro, y tengo muchas ganas de empezarlo… lo que no sé es cuándo le podré sacar tiempo. Poco a poco.

(Ojo con Europa, que se ha colado en la foto de refilón)

 Además, estos tres se han sumado a la lista de pendientes:

Novelas de Gopegui, Vargas Llosa y Bolaño
Novelas de Gopegui, Vargas Llosa y Bolaño
  • Acceso no autorizado, de Belén Gopegui. Una novela de la que me había hablado bastante Pedro. Su trama: las conversaciones entre un hacker y una Vicepresidenta de Gobierno. Veremos qué tal.

  • La fiesta del chivo, de Mario Vargas Llosa. Aprovechando que se podía adquirir por muy poco dinero junto con un periódico (seguro que alguno de vosotros también lo habéis comprado), me decidí a sumar a mi biblioteca una de las novelas más aclamadas del peruano. Tendrá que esperar, porque de este autor tengo otra que va antes…
  • Estrella distante, de Roberto Bolaño. Hace bastante que no leo nada de él y gracias a Gancedo, que anima a su lectura vía twitter, decidí que debía comprarlo. La portada no dice mucho, pero el color de los Compactos de Anagrama siempre son de agradecer.

Y vosotros, ¿habéis leído alguno de ellos? ¿Cuál me recomendaríais que leyera antes?

En breve, más reseñas.

Namaste.

Literatura, Novela gráfica

Dios en persona, Marc-Antoine Mathieu.

Os traigo hoy una de las novelas gráficas que os enseñé en el último IMM (In My Mailbox, para los que me preguntáis qué significa ;))

El autor nos sorprende desde el inicio con un planteamiento sorprendente: Dios viene a la tierra. Pero, ¿cómo saber a ciencia cierta que esta persona es Dios?

Portada de "Dios en persona", de Mathieu
Portada de "Dios en persona", de Mathieu

Se iniciará un procedimiento judicial que tiene como fin acabar de determinar si Dios es culpable. Sí, habéis leído bien: si es culpable por omisión al no hacerse responsable de los humanos que creó. Rocambolesco, ¿verdad? ¿O más bien llamativo? La idea que riza el rizo es la que plantean sus propios abogados: sólo tendrán como argumento el hecho de que no se trata del verdadero Dios, con el objeto de eximirle de las obligaciones que se le imputan, y para,  por tanto, resultar inocente.

A partir de aquí se genera una diatriba filosófico-religiosa que se va desarrollando en cada viñeta, donde se incluyen argumentos complejos enmarcados en un proceso judicial que giran sinsentido para probar algo imposible.

Es muy interesante, porque invita a releer, pensar y reflexionar, aunque no engancha demasiado debido, quizá a la sencillez del trazado de las viñetas que aporta el dibujo en sí.

Lo sorprendente es pensar que una novela gráfica, que a priori puede parecer más simple, más visual, pueda ser más compleja que muchas de las novelas que rondan por ahí. El aparente desequilibrio entre lo visual y lo textual se suple al comprobar que no se trata de una novela gráfica aburrida, sino que es una experiencia distinta, extraña y diferente. Seguramente la “pega” que le veo yo a este libro sea algo meditado por el dibujante: al ser una imagen más sencilla el lector presta el verdadero interés a lo que encierran los bocadillos: esos giros argumentales, esa plasmación de ideas de Descartes, o esa visión religiosa de muchos de los personajes.

 
FICHA:

Te gustará si te gustó
Pros
  • Lo novedoso del argumento.
  • La inclusión de filosofía, religión y derecho.
Contras
  • Sencillez en las viñetas.

En definitiva, recomendable para pasar un rato distinto. Tampoco como para comprarlo, pero si lo sacáis de una biblioteca o, como es mi caso, os lo prestan, no os defraudará.

Namaste.

P.D. Os comunico que, con un 59% de los votos, el libro que habéis escogido para que lea a continuación es Recuerdos de un callejón sin salida, de Banana Yoshimoto. Gracias a todos por participar. 🙂

Literatura, Novela gráfica

Asterios Polyp, David Mazzucchelli

Asterios Polyp es una novela gráfica que tiene como protagonista a un peculiar arquitecto muy reconocido en su mundo. Se trata de un personaje recio y estricto, con las ideas claras y con una visión flexible de la tolerancia. En definitiva, es un personaje cuadriculado.

 

Portada de la novela gráfica "Asterios Polyp".

 

A partir de aquí Mazzucchelli desarrolla la historia de la bajada a los infiernos del personaje, de su relación con otras personas y cómo se enfrenta a sus diversos problemas.

 

Lo llamativo de esta novela gráfica es el modo en el que el dibujante nos va situando en la historia, el modo de dibujar cada aspecto de una vida cotidiana. Y esto lo hace intercalando situaciones oníricas, con diferencias en cuanto al color de las páginas, de la formas en contar las cosas…

 

Si lo tuviera que concentrar en dos palabras diría: da miedo. Y sí, da miedo de lo bueno que es, de lo bien que se ve reflejado uno, de la particular visión a la vez compleja y sencilla de un dibujante espléndido que encandila al lector desde las primeras páginas.

 

En este sentido, para mí ha sido un total descubrimiento que me ha dejado maravillada y que no puedo sino recomendar. Es una novela fantástica, y cualquier cosa que yo haga tratando de describirla quedará pobre en relación con el placer de disfrutar de una novela tan original y diferente como ésta.

 

Ejemplo de una página de la novela gráfica

 

Así que lo mejor será que deje de escribir y que seáis vosotros los que apuntéis este título en vuestra particular lista del Plan Infinito.

 

FICHA:

Te gustará si te gustó
  • Maus, Art Spiegelman.
Pros
  • El estilo del dibujo de Mazzucchelli.
  • Los personajes y sus caracterizaciones.
Contras
  • ¡Que el ejemplar que he leído no es mío! 😉 ¡Gracias Pedro!

 

Namaste.