Posts Tagged ‘del Árbol

22
Ene
18

La víspera de casi todo, Víctor del Árbol

Decía el otro día David Pérez Vega que leer Premios Planeta no es leer literatura. Mi duda se hace extensible a los Premios Nadal. ¿Es literatura? Bueno, por poner un ejemplo Nada de Carmen Laforet ganó el Premio Nadal en 1945 y es considerada por la crítica una de las grandes novelas españolas del siglo XX… Y además con este libro en concreto mi prejuicio se veía más o menos compensado por leer en la portada un autor fiable: Víctor del Árbol, al que conocí leyendo Un millón de gotas.

La-vispera-de-casi-todoLa víspera de casi todo es una novela más o menos corta, si comparamos con otras del autor, de unas 700 páginas. En ella, un policía atormentado por un caso que le asignaron se ve involucrado cuando una mujer ingresada en un hospital le llama para hablar con él. Paralelamente, una mujer huye de su vida y se refugia en la costa gallega, donde conocerá un elenco de personas con las que trabará diferentes relaciones.

En el inicio iremos conociendo los personajes, sus motivaciones y su pasado. Posteriormente, como habréis podido imaginar, ambas historias se cruzan.

Como en sus historias anteriores, la novela es protagonizada por personajes dañados y dolidos, que llevan a sus espaldas dolor y muerte, enfermedad y desolación. Asimismo, los secundarios cobran un papel importante en el desarrollo de la trama. De esta forma, conocemos más a los dos protagonistas, de la mano de quienes interactúan con ellos.

Todos arrastran algo, el qué tendremos que descubrirlo según vayamos leyendo, para acabar conformando una  novela de conexiones entre personajes infelices que tratan de huir del pasado con mayor o peor fortuna.

Sin embargo, a La víspera de casi todo le he visto muchas pero que muchas pegas. La primera, el desequilibrio en la estructura: es una novela descompensada, en la que se aprecian dos velocidades y dos diferencias notables entre la primera y la segunda parte del libro, como si el autor las hubiera escrito en momentos diferentes. Personalmente eso me ha supuesto que hasta un momento bastante avanzado de la historia me estuviera planteando abandonar, porque no veía la trama, porque apenas sucedía nada. Algo que contrasta con un final cerrado de un modo bastante precipitado.

Si nos atenemos a los personajes, lo que destaca es la excesiva importancia de la tristeza en cada uno de ellos. Tanta tristeza, tanto drama, tanta soledad que parece demasiado. Demasiada intensa, demasiadas casualidades, demasiados sentimientos, hasta llegar a un punto en el que parece una parodia de sí misma, una exageración, algo absolutamente increíble con lo que es difícil empatizar. A esto se le suma el estilo, que resulta recargado, artificial, rimbombante, o al menos para mi entender:

Él la miró a los ojos. Aquellos ojos de praderas segadas. Ojos que le sumían en un sueño narcótico, el nudo furioso de la pasión creciendo en la boca del estómago, el pelo de ella rozándole las mejillas como los filamentos de una medusa que le inoculaba un veneno paralizante.

Página 206

Hay una línea muy delgada entre lo real y la pantomima, entre la realidad y la parodia. Es muy fina, pero aún así reconocemos cuándo un actor sobreactúa, cuando alguien no es natural, cuando suena forzado. Es complicado tratar de describir los rasgos de uno y otro pero tenemos muy claro que en un lado están los culebrones y en el otro las grandes películas de la historia del cine.

Para mí esta historia ha sido una tremenda decepción, porque pensaba que me iba a gustar mucho y ha resultado todo lo contrario. Fijaos en el cambio radical: Un millón de gotas acabó entre la lista de lo mejor que leí en 2015, y La víspera de casi todo entre las decepciones de 2017.

FICHA:

Te gustará si te gustó
Pros
  • El planteamiento es bueno.
Contras
  • Personajes difíciles de creer por el exceso de drama.
  • La descompensación entre el principio y el final.

Namaste.

30
May
16

IMM (43)

Más incorporaciones a mi biblioteca. De momento sigo con la intención de adquirir lo menos posible, pero teniendo en cuenta que en abril fue mi cumpleaños, siempre anima ver como regalo algún sospechoso paquete de forma rectangular:

Imm-43

  • Festín de hielo y fuego, Chelsea Monroe-Cassel y Sariann Lehrer. Un libro de recetas basado, como os podéis imaginar por el título, en el universo de Canción de Hielo y Fuego. Recetas del Norte, del Sur, desayunos, platos principales y postres que disfrutan los protagonistas de la saga literaria más de de moda los podremos degustar en nuestro hogar. Tengo muchas ganas de ponerme manos a la obra.
  • Un mal nombre, Elena Ferrante. Continuación de la saga Dos amigas, tenía la necesidad de leer éste y finalmente apareció en mi botín cumpleañero. Me da que lo leeré dentro de poco. Y que acabaré comprando el tercero. La intuición, digo yo…
  • El ojo castaño de nuestro amor, Mircea Cărtărescu.  Uno de esos títulos que TENÍA que estar en mi estantería. Preciosa la portada, por lo que dicen, precioso el contenido, soy incondicional del autor así que era cuestión de tiempo.
  • El péndulo de Foucault, Umberto Eco. Cuando murió el autor italiano me dije que tenía que releer este libro. Después, leyendo la Jot Down Smart me topé con un artículo en el que hablan pormenorizadamente de él. Fue justo eso lo que me hizo decidirme, saltar la alarma: tenía que comprarlo. Es uno de esos títulos que me han configurado como lectora, y se lo debía a Eco y a mí misma.
  • La víspera de casi todo, Víctor del Árbol. Con éste me ha pasado algo curioso: lo tenía anotado desde que salió porque al autor hay que leerle. Pensé en comprarlo en la Feria del Libro de Madrid, pero un día MientrasLeo comentó que estaba con él en un encuentro literario, yo hice un comentario de ansia por el libro, y ella cogió un ejemplar, le pidió que me lo firmara y me lo envió a casa. Twitter es una herramienta increíble y en Invernalia hay gente maravillosa. ¡Muchísimas gracias!
  • El fin del mundo, Upton Sinclair. Primer tono de la saga de Lanny Budd de cuya segunda parte os hablé aquí. Ha sido un envío editorial de los amigos de Hoja de Lata que estoy encantada de tener en la estantería porque promete grandes ratos.
  • La puerta de los ángeles, Penelope Fitzgerald. El quinto libro de la autora que ha publicado Impedimenta y el que faltaba en mis estanterías. La tabla de salvación por si me fallan otros títulos. Me da seguridad ver su lomo negro en mi estante.

Esto es todo por el momento, ¡hasta el botín de la Feria del Libro!

Namaste.




Estoy leyendo…

septiembre 2019
L M X J V S D
« Ago    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 1.644 seguidores

Dirección de contacto

Si quieres ponerte en contacto conmigo, puedes escribirme:

Sígueme en Twitter

¡Sígueme en Twitter!

Categorías

Archivos