Balance de 2010, Literatura

Balance de 2010: antirecomendaciones y decepciones

Como cada año, llega el momento de hacer balance, de hacer resumen de lo que ha dado de sí el 2010 en cuanto a las lecturas. He decidido, como ya lo hice el año pasado, quedarme solamente con los títulos que destacan, ya sean por buenos o por malos.

Empecemos por la parte mala.

 

Abandonados y/o malos:

 

  • El fuego, Katherine Neville. Directamente no lo pude terminar, aunque tengo que decir a mi favor que aguanté hasta la mitad del libro. Poco nuevo os puedo contar que no dijera en su entrada, donde ya me quedé a gusto despellejando este malísimo libro. Lo único que me quedó claro es que es muy improbable que vuelva a leer algo de Neville.

 

  • Fin, David Monteagudo. Tras tantos comentarios buenos por parte de la crítica y del público, me decidí a leer este libro. Sin duda, el peor de los que aquí figuran: personajes malos, diálogos espantosos, trama absurda…
  • De todo lo visible e invisible. Lucía Etxebarría. Aunque en un determinado momento me llegó a enganchar un poco (porque por lo menos trama tiene), el hecho de que los personajes me cayeran fatal influyó: mujeres histéricas que sufren por amor… no me gusta nada. Esta autora queda oficialmente desterrada de mis futuras lecturas.

 

  • Maldito karma. David Safier. Se prometían risas y entretenimiento. Yo sólo encontré diálogos estúpidos, una trama simplona y un final increíble.

 

Decepciones:

 

De estos libros esperaba algo más. Bien porque había escuchado buenas críticas o por mi propia percepción del libro.

 

  • En el camino, Jack Kerouac. La generación beat no me dice nada. Me parecen simplones, fracasados y sin sustancia (me refiero a profundidad, porque de la otra andan sobrados). Un aburrimiento, un viaje sinsentido que me cansó muchísimo.

 

  • La soledad de los números primos. Paolo Giordano. El libro empezó bien. Dos personajes solos que nos van contando sus vidas. Pero a partir de la mitad del libro, la cosa decae. La trama se va paralizando poco a poco y llega un momento en el que se desinfla. Me dio la sensación de que lo vendieron muy bien. Esperaba más.

 

  • Lolita, Vladimir Nabokov. Quizá este libro es que el menos se merece estar en este apartado de los tres que he puesto, pero como ya os comenté me sentí algo estafada. Y el libro me pareció muy pesado. No lo recomendaría a cualquiera, vamos. Y por supuesto no es para nada como me lo esperaba.

 

Quizá a algunos os parezca una tontería, pero yo también procuro recordar los libros de los que habláis mal, para cuando en el caso de que me tropiece con ellos, los evite. Así que, ¿cuáles han sido vuestras decepciones de 2010?

 

Namaste.

 

P.D. Aprovecho para recordaros que ya se ha iniciado el período de votación del concurso de Libros y Literatura. Tan sólo hay que inscribirse y votar. ¡Suerte para los participantes!

 

Libros de Lost, Literatura

En el camino, Jack Kerouac

Esta es la historia de un joven que comienza una peregrinación en busca de fiesta y diversión. Sal Paradise abandona su vida para iniciar un viaje que le llevará a atravesar Estados Unidos (que no América, leñe) de Este a Oeste.

Paradise conocerá a lo largo de su viaje a mucha gente, y entre ellos destaca Dean Moriarty, un vividor que se dedica a robar coches, drogarse y dejar esparcir por todo el país. Los dos juntos pasan el rato haciendo autostop y tratando de conseguir dinero para proseguir su viaje. Vamos, que van dando tumbos durante las cuatrocientas páginas que ocupa la novela.

La narración de Kerouac es sencillamente eso: una relación de las idas y venidas de los protagonistas, a lo largo de la varias rutas y en distintos lugares. Os dejo una muestra de un pasaje que me ha hecho gracia:

Me recogió un tipo siniestro y delgado que creía en el ayuno controlado para mejorar la salud. Cuando ya en marcha hacia el Este le dije que me estaba muriendo de hambre, me respondió:

-Estupendo, estupendo, no hay nada mejor. Yo llevo tres días sin comer. Y viviré ciento cincuenta años.

Era un montón de huesos, un muñeco roto, un palo escuálido, un maníaco. Podría haberme recogido un hombre gordo y rico que me propusiera

– Vamos a pararnos en este restaurante y comer unas chuletas de cerdo con guarnición.

Pero no. Aquella mañana tenía que cogerme un maníaco que creía que el ayuno controlado mejoraba la salud.

Sinceramente, esperaba mucho más de este libro: algo de trama, más profundidad en los personajes. No sé. ALGO. Porque lo que realmente me he encontrado ha sido un libro aburrido, en el que no pasa nada (ni reflexiones ni acción), con personajes drogados que no dicen nada coherente ni ahcen nada aparte de drogarse.

En fin, que me ha aburrido soberanamente. Tanto que me planteé abandonarlo a la mitad. Al final seguí leyendo, eso sí, en diagonal y con ganas de terminarlo.

En conclusión, que no os lo recomiendo. Desde mi punto de vista, ni siquiera entretiene. Es una pesadez.

FICHA:

Te gustará si te gustó
  • El Jarama, de Rafael Sánchez Ferlosio.
Pros
  • Algo tiene que tener, en serio… antes o después se me ocurrirá algo… (creo).
Contras
  • Ausencia de trama.
  • Personajes planos y simples.
Referencias de Lost
  • En el episodio 9 de la cuarta temporada, Ben se registra en un hotel con el nombre de Dean Moriarty.
  • Kerouac tiene una novela llamada Los vagabundos del Dharma.