Autor, Kepler, Literatura

En la mente del hipnotista, Lars Kepler

En el subconsciente de todo lector hay miedos, fobias y otras cosas que nos dan hacen sentir repelús. Es lógico y racional par el ser humano sentir debilidad por su casa: el lugar en el que se siente a salvo y tranquilo. Por eso no es raro que inherentemente a cualquier persona, estemos más preparados para enfrentarnos a la incertidumbre en la calle que en casa. A lo que me refiero: sabemos que ahí fuera pueden ocurrir muchas cosas: accidentes de tráfico, caídas o resbalones, hurtos o robos, empujones o peleas, en definitiva: vernos involucrados de una manera u otra en situaciones en las que nuestra integridad física se vea afectada.

En-la-mente-del-hipnotistaPor contra, la casa de uno es el refugio, el lugar en el que estamos a salvo, donde dejamos de prestar atención a injerencias externas y nos relajamos, donde la tranquilidad ha de ser la pauta, donde se encuentran nuestras cosas y nuestras personas más queridas.

Así que cuando abro las páginas de En la mente del hipnotista y me encuentro a una persona que vigila los movimientos de mujeres cuando están en su casa, no puedo evitar sentir un escalofrío. Que levante la mano quien no ha notado alguna vez esa sensación de que alguien le está vigilando, de sentirse observado, o de escuchar un ruido extraño o una llamada a la puerta a horas intempestivas.

Si además a este hecho se suma la circunstancia de que el acosador graba en vídeo los movimientos de sus víctimas y que en cuanto el vídeo sale a la luz, la persona aparece muerta… el punto de partida no es otro que una sensación desagradable que, paradójicamente, nos invita a seguir leyendo.

Con esta premisa, la policía no puede sino sentirse perdida, a dos pasos del asesino. ¿Cómo saber cuál es la siguiente víctima? ¿Cómo reconocer a esa mujer normal y corriente? ¿Adónde han de acudir? En este punto entre el psiquiatra Bark, que tratará de ayudar para esclarecer los hechos.

Una trama que comienza fuerte pero que continúa embalada, que se embrolla y nos despista, pero donde todo está calculado de antemano. Personajes que buscan la verdad, no demasiado descritos pero perfectamente perfilados, situaciones al límite, que dejan al lector con el corazón en un puño y la boca abierta, expectante. Crueldad, delincuencia, obsesión y ventanas abiertas, persianas descorridas y sonidos en la cocina. Ruidos extraños, un cajón abierto y sombras que parecen moverse.

Una novela de esas que nos mantienen pegados a sus páginas, pendientes no sólo de resolver quién es ese maldito acosador, sino si esa mujer, sí, la que camina tranquilamente por su casa, va a poder vivir para contarlo.

Yo de momento voy a cerrar la puerta con llave. Nunca se sabe.

FICHA:

Otras opiniones
Pros
  • Te mantiene pegado a sus páginas desde la primera línea.
Contras
  • Hace pasar algún que otro mal rato.

Namaste.

Autor, Jacq, Literatura

La tumba maldita, Christian Jacq

Tiempo atrás, hace un par de décadas, Christian Jacq era mundialmente conocido por sus novelas ambientadas en el antiguo Egipto. Recuerdo incluso que mi hermana llegó a completar una colección con muchas de sus historias. Sus lectores se contaban por centenares y yo lo intenté con La pirámide asesinada, la primera de la saga El juez de Egipto. Y fue precisamente eso, un intento, porque abandoné el libro sin llegar a leer una tercera parte. La lectura se me hizo demasiado compleja, recuerdo que había demasiados personajes y que se detenía en muchas descripciones.

La tumba malditaCuando la editorial Planeta me escribió para ofrecerme este título, a mi mente vino ese recuerdo, además de la visión de la edición del libro, como si lo tuviera delante. Sin embargo, quería vencer mis prejuicios. ¿Me gustaría este nuevo título un tiempo después?

La tumba maldita es una novela que tiene como protagonista a Setna, hijo menor del faraón, que se prepara para convertirse en escriba. Antítesis de su hermano mayor, Ramesu, más interesado en la vida militar, ambos lucharán por el amor de Sejet, que juega el papel de personaje principal femenino.

Pero aparte del triángulo amoroso común en este tipo de historias lo que aquí nos encontramos en un misterio, el de la desaparición del jarrón sellado de Osiris. Una búsqueda para tratar de averiguar quién lo hizo y con qué propósitos, que llevará a los protagonistas a cuestionarse muchas cosas.

La tumba maldita destila un estilo y un modo de contar las cosas que me recuerda a las novelas históricas que leí en mi adolescencia, el tipo de historias bien escritas, con misterio, amor y aventuras, donde alguna cosa se ve venir pero que consigue atraparnos en la trama, además de aprender sobre el modo de vida en el que se encuadra la historia (en este caso, el antiguo Egipto).

Al contrario que mis prejuicios dictaban, se me ha pasado muy rápida la lectura, me faltaban páginas para conocer algo más del misterio. Y además, cosa que no ocurre siempre, se me iban viniendo a la mente personas a las que le gustará esta historia, por ser entretenida y amena, por cómo Jacq nos mete en la historia acercándonos al modo de vida de los protagonistas para, después, ahondar en los acontecimientos que van ocurriendo.

Me alegra saber que mis prejuicios no estaban infundados, porque he pasado un par de tardes muy metida en la historia, y la verdad, con determinadas historias densas a mis espaldas, era justo lo que necesitaba… así que… ¿cuándo decís que sale la segunda parte?

¡No me he olvidado del sorteo! La lista de participantes la tenéis aquí. Si veis algún error comentádmelo cuanto antes.

FICHA:

Te gustará si te gustan

  • Las historias de entretenimiento puro y duro, como Los pilares de la tierra, de Ken Follett.

Pros

  • La forma de contarnos el día a día en el antiguo Egipto y a la vez meternos de lleno en una historia de misterio y secretos.

Contras

  • Se hace demasiado corto porque nos quedamos sin muchas preguntas sin responder.

Namaste.

Autor, Literatura, Sierra

El ángel perdido, Javier Sierra

Conocí este libro, como ya os conté, al inicio de año, concretamente en enero, cuando acudí a la presentación que organizó el Grupo Planeta.

 

Tras ver la disparidad de opinión entre las reseñas de los blogueros que acudieron a la presentación (mientras que a Goizeder no le gustó, Lady Boheme le otorgaba 4 estrellas en anobii…) me invadió la curiosidad que suele traer el saber que tienes ese mismo libro colocado en la estantería.

 

"El ángel perdido", de Javier Sierra.
"El ángel perdido", de Javier Sierra.

Sin embargo, esa curiosidad se fue diluyendo a lo largo de los meses en pro de otros libros que me atraían más. Fue a raíz de una conversación con Lady, respecto a las lecturas que teníamos pendientes para leer este verano, cuando resurgió la idea original empezar esta novela. Me apetecía cambiar de tercio con una novela de intriga, rápida y movida como ésta. Y en verano, mejor que mejor.

 

Por fin el día comenzó, y me sumergí en el último libro de Javier Sierra.

 

La trama se inicia con el secuestro del marido de la protagonista. A partir de ahí, ella tendrá que conseguir llegar hasta él tratando de sortear los múltiples impedimentos que le pondrán. ¿Y quién pensáis que la persigue? Seguro que la mayoría habéis dado en el clavo. Un compendio de los tópicos de todas las novelas/películas estadounidenses: un grupo salido de quién-sabe-dónde, extraño y misterioso, un par de Agencias estadounidenses con oscuros propósitos…

 

Si me conocéis un poco (y si leéis este blog asiduamente será así) ya supondréis que a partir de ahora comienza el despelleje. No os equivocáis.

 

La novela se articula como muchas de su estilo: intercalando las acciones de varios personajes, lo cual hace que el inicio está equilibrado, en el sentido de que no se hace muy pesado, se van descubriendo los motivos de uno y de otros y se va avanzando rápidamente.

 

El problema lo veo, esencialmente, hacia la mitad del libro, ya que la novela pierde fuelle y aquéllo parece un ir y venir de sitios con gente cuyo propósito aunque se conoce no parece importar demasiado. Dejo a un lado lo creíble o no de la historia, es decir, la intrahistoria de John Dee, el arca de Noé y demás. Al fin y al cabo una novela no es buena o mala por lo creíble que sea. Para eso es ficción.

El asunto es que hay muchas cosas muy trilladas: como el ataque de histeria de la protagonista o las salidas de determinados personajes; pero quizá lo más manido sean los diálogos, que parecen impostados, cortados o pegados de cualquier otra película con acción: la típica conversación con la protagonista porque no se cree algo,

 

En definitiva, para mí a partir de la mitad de la novela perdió interés. No es que me pareciera pesada la historia de lo que van descubriendo, las teorías, no. El punto débil son los personajes. Podemos coger al malo de Indiana Jones y meterlo aquí y cuadraría. Podemos cambiar al protagonista de El código Da Vinci y daría lo mismo. Y esto es porque los personajes son arquetípicos: el malo-malísimo, la pobre protagonista que no sabe de qué va la vaina, el mandamás que hace lo que todos los jefazos hacen… en fin.

 

Os aseguro que poco hacía falta para que me gustara la novela, porque Sierra la vendió muy bien, se documentó, parece un tío majo… esas cosas que se suman a los prejuicios que tenemos los lectores. Sin embargo, no es que no me haya convencido, es que he estado a punto de dejarla porque el cometido principal de una novela de este tipo no lo suple: si no engancha, mal plan.

 

A mi entender, son dos los principales problemas de los que puede adolecer una novela como ésta: la ausencia de intriga y que se vean venir las cosas. Y para mí, esta novela peca de las dos cosas.

En conclusión, si buscáis entretenimiento puro y duro, mejor que escojáis otro libro.

 
FICHA:

Te gustará si te gustó
  • El código Da Vinci, Dan Brown.
Pros
  • Lo mucho que Sierra se ha documentado a la hora de escribir la novela.
  • La edición. Sólo un pero: mancha. Los dedos se quedan negros.
Contras
  • Los diálogos. Muy flojos.
  • No engancha. Además se ven venir las cosas.

 

Namaste.

Literatura, Presentaciones

Presentación de “El ángel perdido”, Javier Sierra.

Aunque muchos de vosotros ya habéis leído las entradas de los bloggers que asistieron a la presentación, no me resisto a contaros mi punto de vista, por mucho que coincida con los demás.

 

Ejemplares de "El ángel perdido", de Javier Sierra.
Ejemplares de "El ángel perdido", de Javier Sierra.

A los que no sepáis de qué va el tema: se presentaba en Madrid la nueva novela de Javier Sierra, para lo cual Planeta, a través de la página de bloogers se pusieron en contacto con varios bloggers por si podían acudir.

 

Lo cierto es que es la primera vez que acudo a una presentación de este tipo, pero nada más que leí el mail invitándome me di cuenta de que tenía muchas ganas de ir.

 

Así, en el hotel Hospes pudimos conocer de buena mano algo más sobre la novela. La presentación estaba organizada para apenas 15 bloggers, cosa que me llamó la atención. Asimismo, la sala era pequeña, lo cual hacía que fuera mucho más acogedor y familiar.

 

Hace ya muchos años leí la novela de Javier Sierra La cena secreta, que se hizo muy conocida y vendió muchos ejemplares por medio mundo (publicado en 43 países, de hecho Sierra es el primer español que se ha situado entre los 10 primeros de venta en Estados Unidos). A mí me sorprendió, porque esperaba otra cosa menos elaborada, y no, allí las cosas estaban bien hilvanadas, el contexto histórico estaba muy cuidado y no había nada dejado al azar.

Javier Sierra explicando su ascensión al monte Ararat
Javier Sierra explicando su ascensión al monte Ararat

 

El jueves me di cuenta de por qué es así. Sierra es un apasionado de los misterios de la historia, de las particularidades y cosas inexplicables que desconocemos, pero además es un perfeccionista: se documenta, le da mil vueltas a cada cosa y se informa todo lo posible.

 

Tan es así que como bien nos reconoció en la presentación, tras el éxito de La cena secreta podía haber seguido por el mismo hilo, aprovechando la coyuntura. Pero no, fraguó una novela que cinco años después es El ángel perdido. Y esto es, desde mi punto de vista, porque es muy fiel a sí mismo: si cree que es necesario subir al Monte Ararat para escribir su novela con más realismo, va y lo hace.

 

Esto y mucho más es lo que nos trasmitió el jueves, motivo por el cual salimos todos con unas ganas tremendas de empezar a leer la novela. Pero además es un tipo sencillo, natural, que se presta a las preguntas, a la conversación y que nos demostró que le gusta hablar con sus lectores, al que le importa Internet, las redes sociales y que cree firmemente en el libro electrónico.

 

Añadido a todo lo anterior, nos pudimos ver las caras a algunos de los que blogueamos por aquí, y eso siempre es bienvenido. Así, pude conocer a Lady Boheme, Trescatorce, Goizeder, y los chicos de El Bibliófilo Enmascarado: Ascen, César y Jesús.

 

No me olvido de mencionar a los demás, a los que no conocía pero he descubierto, tanto ellos como sus blogs: María, de Soy cazadora de sombras y letras, Josu, de Libros por leer, y algunos más de los que no recuerdo el nombre…

 

Y ahora os comento las curiosidades:

 

  • Sierra, que a la mínima oportunidad nos sorprendía haciéndonos reír para quitarnos la timidez del inicio de la presentación.
  • La alegre Lady Boheme que casi salta de la silla cuando Sierra mencionó a Stephen King.
  • Lo anonadados que nos quedamos todos al comprobar lo cuidada de la edición de Planeta.

 

Quedaos con el nombre de la novela, porque la vais a ver por muchos sitios, y no sólo entre los más vendidos (ahora ya lo está y todavía no ha salido a la venta), sino porque Planeta ha preparado un despliegue descomunal para que todo el mundo tenga tantas ganas de leerla como los que asistimos el jueves a la presentación.

 

Mis agradecimientos:

 

 

Namaste.