Autor, Bradbury, Literatura

Crónicas marcianas, Ray Bradbury

Este regalo de Bartleby me vino que ni pintado para acercame a los relatos (que voy leyendo tímidamente y de forma discontinua) y además, para tachar de mi lista uno de esos títulos obligatorios y que suelen figurar al lado de otras historias tan suculentas como 1984 de George Orwell o Un mundo feliz de Aldous Huxley.

Crónicas marcianas es un conjunto de relatos que tienen en común el tema: la colonización de Marte por parte de los humanos. A pesar de esa teórica uniformidad, no pueden ser más distintos entre sí: algunos son largos y analíticos, otros puramente descriptivos y científicos, y otros mucho más cortos y poéticos.

crónicas_marcianas2Además, el tono utilizado por Bradbury varía de uno a otro, algunos nos recuerdan vivamente a Fahrenheit 451 y otros parecen sacados de un artículo divulgativo de una revista científica. Los personajes cambian, desde los científicos que se adentran en el planeta la primera vez hasta los del final, más tranquilos y reflexivos.

Pero está clara una cosa: más allá del tema de ciencia-ficción lo que se aborda aquí es al ser humano como especie, su visión de superioridad y su crueldad, pero también la capacidad de empatía y sentimentalismo. Todo este aspecto filosófico es lo que destaca y el verdadero hilo de Crónicas marcianas, el que nos muestra las distintas caras de los humanos según cada situación.

Éste es uno de esos libros que gustan a casi todos los lectores: no se hace pesado, es inteligente y entretenido pero además nos sacude al cambiar de punto de vista o al usar golpes de efecto que nos cogen desprevenidos y nos hacen esbozar una sonrisa. Imposible escoger un fragmento, habría que poner un relato entero para comprender la complejidad y al mismo tiempo, la aparente simpleza del planteamiento del autor, lo inteligente de los diálogos y sus paradójicas consecuencias.

Si con Fahrenheit 451 el mundo era absolutamente pesimista y horroroso, aquí el pesimismo se diluye en pro de otros factores, con algunos personajes que nos dan un respiro.

Como siempre, el estilo del autor es el directo e incisivo, incluyendo descripciones someras y diálogos cuando lo considera necesario. Bradbury corta y mide, sabe que lo directo atrapa, que de nada sirven grandes descripciones si no tenemos debajo una historia que se asiente, que un personaje no es más perfecto por tener una descripción detalla de su aspecto físico, sino que se define por sus actos y palabras.

Perfecto para leerlo cuando estamos en medio de una crisis lectora. El tipo de libros que levantan a un muerto.

FICHA:

Te gustará si te gustó
Pros
  • Cómo equilibra diálogos y descripciones.
  • Lo incisivo de su visión y el modo en el que va aflorando el
Contras
  • Relatos desiguales, por eso unos impactan más que otros.

Namaste.

Autor, Cronin, Literatura

El pasaje, Justin Cronin.

El Pasaje comienza con el siguiente fragmento:

Antes de convertirse en la Chica de Ninguna Parte (La Que Entró, La Primera, Última y Única, que vivió mil años), era tan sólo una niña de Iowa llamada Amy. Amy Harper Bellafonte.

Un inicio inquietante para una novela que comienza con capítulos cortos y frases nos dejan intrigantes, lo cual lleva al lector a no poder evitar parar de leer, hasta el punto de continuar uno y otro capítulo.

De la trama en sí, poco os puedo contar sin decir de más. Sólo apuntar que mezcla ciencia, ficción, aventuras y misterios a partes iguales. Ahí lo dejo. 🙂

Posteriormente la historia se ralentiza hasta un punto desesperante. Cronin nos introduce en otro lugar y con otros personajes que tenemos que conocer. Los capítulos se alargan y pronto aparecen nuevas dudas y misterios. Además las frases lapidarias que cerraban cada capítulo desaparecen.

Portada de "El pasaje", de Justin Cronin
Portada de "El pasaje", de Justin Cronin

Ya en el final, la novela vuelve a coger emoción. Y son estos personajes nuevos (más numerosos, con cualidades distintas y entramados que los relacionan) los que nos dan sorpresas y nos vuelven a embarcar en la historia. El final deja al lector tratando de adelantar la lectura para saber qué pasará en el resto de la trilogía.

Básicamente es un libro de aventuras y misterios, de situaciones taquicárdicas y rápidas que alterna ciencia ficción, una gran visión apocalíptica y el espíritu de supervivencia de los protagonistas. Todo ello envuelto en un recubrimiento típico best-seller: diálogos directos, las descripciones son las justas y necesarias y los personajes son variados, con caracteres distintos: inevitable sentir empatía por unos y rechazo hacia otros.

Sin embargo, he de decir que esperaba más, que pensaba que la dinámica de la novela y su inicio continuaría mucho más allá. En este sentido, me ha parecido que el inicio y el final superan con creces la mitad del libro, que en comparación parece pesado y farragoso.

La experiencia del reto 10×10 me ha gustado mucho: no sólo por comentar a tiempo real por dónde íbamos, que nos parecía y qué esperábamos posteriormente, sino también porque generó múltiples conversaciones, ganas de leer más y la curiosidad por leer la reseña de los demás.

Las reseñas de los demás participantes, según el orden de publicación de su entrada, a continuación:

Gracias de nuevo a la Editorial Umbriel por brindarnos esta oportunidad. 🙂

FICHA:

Te gustará si te gustó
  • La guerra de los mundos. H.G. Wells.
Pros
  • El ritmo intrépido, los misterios e intrigas.
  • Engancha.
Contras
  • A la mitad de la novela la historia se ralentiza.
  • El traductor, que al principio parece mediocre pero al final resulta deficiente.

Namaste.