Autor, Bulgákov, Literatura

Corazón de perro, Mijaíl Bulgákov

Regresar a Bulgákov, el genial escritor de El maestro y Margarita, es toda un alegría. Uno de esos acontecimientos que se marcan en el calendario y se esperan con ganas.

Decidí programar esta lectura, junta con otras rusas, para otoño, momento que me parece perfecto para este tipo de autores, cuando la caída de la hoja anima a agarrar una manta para seguir leyendo.

Corazón de perro cuenta la historia de un perro callejero, Shárik, que tras una operación experimental es convertido en un hombre de carne y hueso.

Al otro lado de la calle retumbó una puerta de una tienda brillantemente iluminada y salió de ella un ciudadano y no un camarada, e incluso a decir verdad, un señor. Se acerca, ya no hay duda, es un señor.

Página 10

Después de este milagroso suceso, nuestro colega acaba ingresando en el Partido e incluso consigue un puesto de responsabilidad en el escalafón. Sólo este hecho os podrá haceros a la idea de lo satírica e humorística que es la novela. Lo mismo de satírica tiene de crítica, claro:

¡Bueno, ya que existe la revolución social, no hay que tener calefacción!

Página 37

No es de extrañar que Bulgákov fuera prohibido en la Unión Soviética. En concreto, este que os traigo no pudo ser publicado hasta los años 80. Otras de sus obras fueron publicadas censuradas, evitando los fragmentos que el régimen consideraba molestos.

Sus temas son siempre incisivos, críticos con un sistema opresivo en el que sólo había hueco para el pensamiento y las ideas únicas, las del Partido. El resto, cualquier tipo de crítica o de idea creativa era censurable y castigada. Bulgákov se enfrentó a todo esto y tuvo que sufrir ostracismo, incertidumbre y las visitas del NKVD; ni siquiera pudo abandonar la URSS para continuar su vida en otro país.

No, ¿adónde? De aquí ya no te irás a la libertad, para qué engañarnos – meditaba el perro resoplando por la nariz – Ya me he acostumbrado. Soy un perro de señor, un ser intelectual, he conocido la buena vida. Y al fin y al cabo, ¿qué es la libertad? Humo, espejismo, ficción… Una alucinación de estos malditos demócratas.

Página 47

Si queréis empezar a leer al autor, Corazón de perro es una buena opción. Se lee en una tarde y conseguimos hacernos a la idea de su estilo y temática.

Leer a Bulgákov siempre me da un poco de tristeza, al poder palpar esa melancolía que trasmite en un momento y lugar gris en el que le tocó vivir. No se me ocurre mayor homenaje que leerlo y recomendarlo siempre.

FICHA:

Te gustará si te gustó El maestro y Margarita, Mijail Bulgákov.
Pros – Sardónica, satírica, cínica.
– Estilo analítico, incisivo y directo.
Contras – Se hace demasiado corta. Deja con ganas de más.

Namaste.

Bulgákov, Literatura

El maestro y Margarita, Mijaíl Bulgákov

Cuando todo el mundo recomienda un libro, cuando todos los lectores son entusiastas con una lectura, suele ser por algo. Aún así una no puede sino dudar sobre lo que nos va a parecer a nosotros mismos, por eso El maestro y Margarita me daba mucha, mucha curiosidad, aunque tardara bastante tiempo en conseguir esta edición de Ediciones Nevsky.

el-maestro-y-margaritaPor suerte, con este libro me ha pasado, no solo que evitara leer la contraportada (¡como siempre!) sino que no había leído nada de su sinopsis ni su temática. Qué bien, porque desde el primer momento sólo podía repetirme a mí misma dos cosas:

  1.  Este libro es una pasada.
  2.  Cómo no lo habré leído antes.

A partir de aquí os dejo una no reseña en la que simplemente trataré de convenceros de que leáis un libro en el que mejor no saber nada. Los ingredientes que ha necesitado el autor han sido:

  1. Rusos, muchos rusos. Moscú como telón de fondo.
  2. Un visitante extranjero un poquito raro.
  3. Poncio Pilato.
  4. El maestro, que tendrá que ver con el punto 3.
  5. Margarita, que tendrá que ver con el punto 2.
  6. Tanto el 4 como el 5 sólo aparecen desde la mitad del libro, así que durante una gran parte de su lectura vemos a Poncio Pilato, a nuestro amigo extranjero y a una serie de rusos que van topándose con él. Y nos preguntamos quiénes carajo serán los dos personajes que le dan título al libro.

Y como al final no pretendo contaros mucho más, os dejaré algún fragmento:

– ¿Son ustedes escritores? – preguntó a su vez, la ciudadana.

– Evidentemente – respondió con dignidad Koróviev.

– ¿Sus credenciales? – repitió la ciudadana.

– Encanto… – empezó a decir Koróviev en tono zalamero.

– No soy ningún encanto -lo interrumpió la mujer.

– ¡Oh, qué pena! – dijo Koróviev decepcionado y prosiguió-: Bien si no quiere ser un encanto, lo cual sería sumamente agradable, pues no lo sea. ¿De modo que para tener la certeza de que Dostoievski es escritor habría que pedirle la credencial de socio? Pues tome cinco páginas cualesquiera de una novela suya y se convencerá sin necesidad de credenciales de que está tratando con un escritor. ¡Además, creo que Dostoievski no tuvo credencial ninguna! ¿Tú qué crees? – preguntó Koróviev a Behemot.

– Apuesto a que no la tenía -respondió este último colocando el hornillo sobre la mesa, al lado del registro, y se secó con la mano el sudor de su frente, sucia de hollín.

– Usted no es Dostoievski -dijo la ciudadana, desorientada por las palabras de Koróviev.

– Bueno, nunca se sabe, nunca se sabe -respondió éste.

– Dostoievski murió -dijo la ciudadana, pero no muy convencida.

– ¡Protesto! -exclamó con ardor Behemot-. ¡Dostoievski es inmortal!

Página 453

Aunque desde fuera sabemos que es un libro largo, no es pesado ni denso ni nada que se le parezca. Es original, distinto, sorprendente, muy interesante, dinámico y sarcástico.

Como ya os adelanté en las mejores lecturas de 2018, para mí El Maestro y Margarita ha sido de lo mejorcito que pude leer el año pasado, así que anotadlo y no lo dejéis pasar.

FICHA:

Te gustará si te gustó
Pros
  • Original, diferente, sarcástico y crítico a la vez.
Contras
  • En algún momento los capítulos de Poncio Pilatos se me hacían mucho más largos que el resto de la historia.

Namaste.