Literatura

Bienvenido julio o algunas de mis lecturas veraniegas

Llegada esta época siempre me planteo los libros que quiero leer en verano. No es que en la época estival lea algo demasiado diferente que en invierno, ni que disponga de mucho más tiempo para leer, pero parece que es una tradición siempre que se acababan los exámenes, determinar cuáles iban a ser las próximas lecturas. Así que siguiendo la tradición, os dejo por aquí cinco libros que quiero leer. Sólo cinco. Los que no quiero dejar de leer.

  • Las bellas extranjeras, Mircea Cărtărescu. Lleva en la estantería bastante tiempo y llega el momento de leerlo. Tengo que admitir que lo he dejado estar porque quería disfrutarlo al máximo. Ya sabéis que me encanta este autor, así que lo he dejado para un momento en el que pueda dedicarle todo mi tiempo. Ha llegado el momento y lo leeré en cuanto acabe con un par con los que estoy a medias.
  • Olvidado Rey Gudú, Ana María Matute. La reciente muerte de la autora me ha recordado la deuda pendiente que tengo con ella, dado que aunque este libro lleva muchísimo tiempo en mi lista de pendientes, siempre me echa para atrás el tamaño del librito (que pasa de las mil páginas). En el Café Literario hemos organizado una lectura conjunta y no podía evitar animarme por fin a leerlo. Empezamos a mediados de mes, así que si os animáis, estaremos encantados de compartir opiniones.
  •  El señor Presidente, Miguel Ángel Asturias. En 2014 se celebran 40 años de la muerte del autor, por ese motivo me propuse leerlo. Buen homenaje para uno de esos libros que se incluyen siempre en los más recomendados de la literatura hispanoamericana. Ya era hora de que me pusiera con el guatemalteco.
  • La señora Dalloway, Virginia Woolf. Desde que leí la novela gráfica de Virginia Woolf, sentía que ya me tocaba adentrarme en el universo de la británica, así que he decidido que sea este verano. Tengo una versión en inglés que he de leer pero ya.
  • Las uvas de la ira, John Steinbeck. En su día me gustó mucho De ratones y hombres, así que espero que esta novela, que describen como bastante ardua, la disfrute tanto como aquélla y me dé tiempo a leerla este verano. No sé por qué tengo muchos prejuicios con ella, creo que me va a costar bastante… pero bueno, veremos a ver.

Y vosotros, ¿sabéis ya qué vais a leer este verano? ¿Dejáis para esta época libros más ligeritos o por el contrario os animáis con libros más densos?

Namaste.