Literatura, Los Indispensables

Indispensable III: La conjura de los necios

Desde siempre, este libro ha estado en una estantería de mi casa junto a La casa de los espíritus, de Isabel Allende, y a La hoguera de las vanidades de Tom Wolfe.

Inicialmente, y no sé porqué extraña asociación de ideas, pensé que serían libros parecidos, y por eso dilaté la lectura de los otros dos tras leer el libro de Allende, que no me gustó tanto como pensé que lo haría.

Sin embargo, pasado un tiempo, cogí el libro de John Kennedy Toole y lo leí.

Ignatius J. Reilly en plena acción
Ignatius J. Reilly en plena acción

Quizá ya os hayáis dado cuenta, pero de los libros que me gustan mucho no suelo contar gran cosa, porque creo que con una descripción muy detallada el libro pierde el encanto… así que siguiendo la tradición os diré que el libro trata de un hombre: Ignatius J. Reilly, un personaje que tratará de encontrar trabajo por la ciudad de Nueva Orleans.

Ignatius es un gran personaje: un gordo y fofo asqueroso que vive entre basura. Su visión del mundo la plasma en una serie de cuadernos. Sueña con volver a la vida medieval, pero mientras tanto, la Diosa Fortuna (que tanto menciona en la novela) le empuja a buscar un trabajo con el fin de saldar una deuda. Un objetivo demasiado capitalista para Reilly.

Sin duda, Ignatius J. Reilly es uno de los personajes literarios mejor escritos. Lo irreverente, lo decadente, la superioridad que emana hacen de él un personaje inolvidable.

La novela es inteligente, disparatada. Sin embargo, y aunque en determinados momentos podemos reírnos de las situaciones en las que se ve envuelto el protagonista, también guarda un punto melancólico y amargo. ¿Quizá se deba a que conocemos el fin de su autor? Puede ser. John Kennedy Toole presentó la novela a múltiples editoriales, sin éxito. El fracaso le llevó a una profunda depresión, y ésta al suicido.

Posteriormente, sería su madre, la que con tesón e insistencia conseguiría que la novela se publicara. Ella creía que era buena. Y no se equivocaba. La conjura de los necios consiguió el Premio Pulitzer en 1981.

FICHA:

Te gustará si te gustó
  • La náusea, de Jean Paul Sartre.
Pros
  • El personaje de Ignatius J.Reilly.
  • La mezcla de crítica, sorna e inteligencia de la trama.
Contras
  • La amargura que despide.

En conclusión, una novela única e indispensable que merece la pena leer.

Pasad un buen fin de semana. Namaste.