Literatura, No conviene olvidar

El 21 de Septiembre de hace 143 años…

Hace 143 años nacía H.G. Wells. Por eso mi entrada de hoy está dedicada al su libro más famoso: La guerra de los mundos.

 

Cualquier cosa que comente del libro ya la sabréis porque el libro está trillado, así que seré breve: los extraterrestres llegan a la Tierra, y aquí cunde el pánico: son superiores e imparables, arrasan con todo lo que se encuentran, el terror se adueña de las calles de Londres…

 

La narración tiene mucha acción e intriga, lo cual lo convierte en un libro ameno y entretenido. No sólo de adultos, ni mucho menos.

 

Cartel de la película
Cartel de la película

Además de la versión radiofónica que retransmitió Orson Wells, el libro es muy conocido en la gran pantalla (la versión más reciente tenía a Tom Cruise como protagonista… y una de esas frases que jamás se olvidan, cuando un personaje, extrañado por el ataque dice: “Deben de ser los europeos”. Claro, antes eran los rusos y ahora es la Unión Europea la que quiere bombardear Estados Unidos)

[Nota al lector: a pesar de que el libro se ambienta en Londres, la película cambió la ubicación por alguna ciudad estadounidense]

 

Sin embargo, tengo una crítica a este libro. Es su final. No quiero estropearos la novela a los que los queréis leer, pero os diré que yo no lo habría terminado así ni en sueños. Sólo por eso me estropeó el libro, me defraudó. Pensé que me encontraba ante un libro diferente, pero cuando leí los últimos párrafos me sentí decepcionada. ¿Os pasó eso a los que lo habéis leído?

 

Como conmemoración google ha llenado su página de inicio de platillos volantes. Una forma muy original de recordarnos fechas y acontecimientos. Desde aquí un aplauso a google.

 

Poco más. Mi agradecimiento a Niebla Espesa, que me lo ha recordado, y namaste.