Literatura

Undécimo aniversario

Otra vez es 23 de mayo. Eso significa que estoy de celebración, que este espacio cumple años. 11 en este caso.

Poco más puedo decir después de todos estos años que no sepáis ya.

Llevo 11 años y muchas cosas han cambiado. Los blogs están muertos, eso nos dicen, ha pasado su momento, no estamos en 2012, aunque muchos nos resistamos a dejarlos marchar. He pensado muchas, muchas veces por qué.

Estoy rodeada de personas que hicieron lo que se dice que hay que hacer: cerraron el blog, o lo dejaron de actualizar, lo cual acaba siendo lo mismo. Asumieron que no es tiempo de escribir y se pasaron a otras plataformas. Algunos acabaron en Youtube, otros trasformaron sus reseñas para adaptarse a Instagram, redujeron sus frases para adaptarse a otro medio. Se modernizaron.

Yo no. No sé si soy como la aldea gala que resiste o simplemente una estúpida que no quiere asumir la realidad, pero sigo aquí, y más aún, sorprendentemente con más periodicidad, con más entradas, otro año más.

Once.

Si algo nos ha enseñado este arranque de 2020 es que nunca se sabe. Como vengo haciendo estos años, no puedo prometer seguir otro año, no sé si llegaré a 12. No lo puedo prometer y no lo voy a hacer.

Lo hacemos y ya vemos, y si hay que celebrar otro año más, que sea a vuestra salud.

A la vuestra, lectores y acompañantes, comentaristas, antiguos y nuevos. Los que me mandáis mails, los que comentáis, los que me escribís por redes sociales.

Sigamos leyendo.

Felices lecturas.

Namaste.