Autor, Ferrante, Literatura

La amiga estupenda, Elena Ferrante

Durante todo el tiempo que ha durado la Fiebre Ferrante (que sigue ahí y que tardará en marcharse) me preguntaba qué opinaría yo del libro que habla todo el mundo, de la famosa tetralogía de Elena Ferrante, la historia de dos amigas en la Italia de mediados de siglo.

La amiga estupendaApareció en mi botín navideño, a los pies del árbol, y lo leí con la curiosidad y el escepticismo propio de conocer que se habla genial de ellas como también más bien tirando a regular (Devoradora de Libros y Molinos, respectivamente).

En este primer tomo se nos presentan a las niñas Lenù y Lila. La primera, la narradora, nos cuenta su relación con Lila, la que se convertirá en su mejor amiga. Desde los inicios en los que se conocen, sus recuerdos comunes (excursiones, recuerdos compartidos, lecturas en común, como la de las Mujercitas), su aprendizaje y el interés por aprender de ambas.

Después sus vidas toman caminos separados: Lenù continua estudiando y Lila comienza a trabajar en el negocio familiar. A pesar de eso, su relación continua aunque se distancia por la escasez de tiempo y la distancia.

Uno de los temas principales de la novela es el ambiente: la pobreza que se respira en Nápoles y su progresivo cambio consecuencia del crecimiento económico. La mentalidad del siglo XX en confrontación con los nuevos valores de los jóvenes; el nuevo mundo en el que se adivina que no vale lo que servía antes: el choque generacional entre padres e hijos, entre lo artesano y lo manufacturado, la nueva visión de la vida, del ocio, de la sociedad. Donde antes había miseria ahora hay ganas de conocer mundo más allá del gris barrio.

Ferrante aporta un estilo delicado, descriptivo, donde los personajes están muy marcados y muy caracterizados, donde la ambientación es palpable y muy cuidada. Algo que me ha sorprendido es que esperaba que la novela fuera densa o pesada, y la he encontrado muy entretenida, del tipo que lees y una palabra te lleva a la otra: pura fluidez.

Ahora bien, la situación que me ha dejado es extraña. El libro me ha gustado pero no me ha encantado, quizá las críticas tan positivas acaben sobrevalorado la novela; y al mismo tiempo tengo una sensación de curiosidad por leer la segunda parte, de saber qué ocurre, algo que ralla la necesidad. NECESITO leerla, saber qué les acontece a ambas, para dónde van sus caminos. Quizá el éxito de Ferrante sea envolvernos en el ambiente, convirtiendo al lector en parte de la escenografía, como si se tratase de un personaje secundario. Una sensación de ser parte de la historia, de formar parte del ambiente, de compartir recuerdos, o precisamente por cómo está contado, de recordarnos a nuestros yo niños y trasladarnos a la época en la que cumplíamos 10 años.

Y sí, Moli, yo también me la he imaginado toda en blanco y negro.

FICHA:

Te gustará si te gustó

Pros

  • El ambiente. Cómo nos incluye en la historia.
  • Se agradece el listado del inicio donde aparecen las familias principales y secundarias, madres, padres e hijos.

Contras

  • La relación desigual entre las amigas, de dependencia.

  • Quizá un pelín sobrevalorado. ¡Pero recomendable!

Namaste.