Balance de 2018, Literatura

Balance de 2018 (II): lo mejor

Como viene siendo habitual, os dejo lo mejor de lo mejor de este año lector:

Destacados

  • La primera mano que sostuvo la mía, Maggie O´Farrell. Para mí no está a la altura de Tiene que ser aquí, pero es una historia que me ha gustado mucho.
  • Subsuelo, Marcelo Luján. Comprad ibuprofeno antes de leer este libro, pero leedlo.
  • El dolor de los demás, Miguel Ángel Hernández. Vaya historia. Vaya forma de contarla. Hernández ha sido un gran descubrimiento este año.
  • Mantícora, Robertson Davies. Davies no escribe historias, sino tratados de cómo escribir una novela.
  • Voces de Chernóbil, Svetlana Alexievich. Duro pero muy necesario.
  • La canción de los vivos y los muertos, Jesmyn Ward. Descubrimiento de esos que te dan ganas de aplaudir. Os contaré más en la reseña.
  • El asesino tímido, Clara Usón. Un libro del que todos estaban hablando y que me decidí a intentarlo, qué bien que esté en esta lista.
  • La mujer singular y la ciudad, Vivian Gornick. Pura Gornick, quien la lee lo sabe.

Joyas

  • El fin de la soledad, Benedict Wells. El primer libro que empecé este año fue toda una sorpresa y un descubrimiento.
  • Solenoide, Mircea Cartarescu. Aunque no va a ser mi favorito del rumano es un librazo de esos que no es fácil describir.
  • El olvido que seremos, Héctor Abad Faciolince. Librazo. Bello por lo que dice y por cómo lo dice. Totalmente recomendable. ¡Gracias Pedro!
  • Tres maestros: Balzac, Dickens, Dostoievski, Stefan Zweig. Libro de genios para frikis lectores.
  • El maestro y Margarita, Bulgákov. Desde la primera línea supe que este libro iba a estar en esta lista. Desde el primer capítulo pensé que como podía ser que no lo hubiese leído antes.

Aquí añado mi queridísima Cien años de soledad de Gabriel García Márquez, relectura que en estos momentos tengo a medias. La edición conmemorativa de Random House es para babear.

Os deseo un 2019 lleno de cosas bonitas y buenas lecturas.

Namaste.